La historia del Gin en Menorca

10/08/2016 Por Menorcarent

La isla de Menorca formó parte de la corona Británica durante el siglo XVIII en virtud del Tratado de Utrecht. Durante aquellos años la isla fue poblada por muchos soldados y marineros ingleses que se instalaron allí. Estos introdujeron a la isla una gran variedad de productos de su patria; entre ellos, el aguardiente o Gin.

A partir de este momento, el gin se fue consolidando como bebida popular y se vinculó a las fiestas populares y comidas familiares. A pesar de que en 1802 los ingleses abandonaron la isla, la ginebra es una bebida que en la actualidad sigue consumiéndose en la isla como forma de la cultura tradicional.

La ginebra menorquina está elaborada a partir de aguardiente obtenido de la fermentación de cereales que, posteriormente, se destila y aromatiza con bayas de enebro y otros ingredientes. El producto que se obtiene es transparente, con un cuerpo ligero y de aroma suave. El sabor final tiene toques de enebro, madera y hierbas como romero y tomillo; con un gusto duradero.

Es un licor que se puede tomar solo, pero tradicionalmente siempre va acompañado. Las dos combinaciones más comunes son el llamado “pellofa” que se obtiene de añadir sifón y corteza de limón; y la “pomada”, que es la combinación de una tercera parte de gin y dos de limonada.

La familia Pons elabora generación tras generación el Gin Xoriger, una marca que pasó de ser una curiosidad local a un producto de alcance cada vez más amplio, abriéndose paso en el mercado por su calidad y su atractivo envase. En el año 1997 recibió la denominación geográfica como “Gin de Menorca”, otorgado por el Consell de Menorca, y en 2010 se reconoce como “Gin de Mahón”.

Para degustar el Gin de Menorca, en su tierra de fabricación, no dudes en reservar tu vehículo en nuestra empresa de alquiler de coches en Menorca y conocer todos los rincones escondidos de la isla.

It\'s only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Print this page
Print