Menorca sin estres

Menorca: un destino sin estrés

Menorca es sinónimo de increíbles paisajes, un clima envidiable y playas que invitan a relajarse. Uno de los planes ideales pasa por recorrerla en coche contratando una empresa de alquiler de coches y descubrirla en profundidad.

8 razones por las que visitar y enamorarte de Menorca

Este destino es ideal para combatir el estrés y desconectar de la rutina diaria. Algunas de las razones para visitarla son las siguientes:

  1. Su interior: es uno de sus atractivos más importantes para conocer sus raíces rurales y apreciar sus pequeñas casas.
  2. Playas espectaculares y relajantes: las increíbles calas de Mitjana, Macarelleta y Turqueta, entre otras, son algunas de las principales. En estos lugares se puede descansar en su arena blanca y sus aguas cristalinas.
  3. Patrimonio histórico: cuenta con más de 1500 yacimientos, de 4000 años de antigüedad. Son conocidos por las navetas, las taulas y los talaiots.
  4. Diversión en el mar: en Menorca se pueden llevar a cabo diversas excursiones marítimas, que permiten conocer las zonas más recónditas de su costa.
  5. Ciudades con historia: Ciudadela y Mahón son las ciudades principales de este destino, con sus pequeñas calles, que reflejan un bagaje histórico profundo.
  6. Una única montaña para visitar: Menorca es una isla con superficie plana. Sin embargo, cuenta con una hermosa montaña, donde se pueden encontrar el santuario de su patrona y apreciar sus hermosas vistas.
  7. Diferentes celebraciones: las fiestas populares en esta isla son conocidas por sus caballos de raza.
  8. Gastronomía tradicional: Existen diferentes platos realmente recomendables que solo se pueden encontrar en Menorca, tales como la caldereta de langosta o el famoso oliaigua.
  9. Filosofia Slow

¿Qué es la filosofía slow? Esta filosofia apunta hacia una desaceleración de nuestra forma de hacer, tomando el control del tiempo.

Esta corriente nació en Italia a finales de los años 80 y aunque, inicialmente, estaba unido a la gastronomía; hoy en día se ha adaptado a otros ámbitos.

Si relacionamos esta filosofía con las vacaciones, el movimiento slow se puede definir como un tipo de turismo más sostenible en el que se ofrece disfrutar de la gastronomía, la cultura y la naturaleza sin prisas, experimentando e integrándose con cada aspecto.

El turismo slow se distancia de los programas estándar y del ‘todo incluido’, centrándose en lo personal y local. Aquí los protagonistas son las personas y el entorno. Se dejan atrás las prisas y los agobios.

Menorca es paz y tranquilidad

Si unes slow y vacaciones el resultado es Menorca. Menorca siempre ha sido muy slow y por eso, quizás, sea un sitio tan valorado para disfrutar de unos días libres.

Quienes llegan por primera vez se encuentran con el carácter tranquilo y pausado del menorquín, una “slow life” muy diferente a la de las grandes ciudades.

La isla de Menorca tiene todos los requisitos que se pueden esperar de un destino Slow, ideal para parar, coger aire y tomarse la vida con más calma.

Si quieres unas vacaciones donde el tiempo pase sin restricciones ni horarios, Menorca es un veradero remanso de paz, un lugar en el que descubrirse, en el que disfrutar del silencio y sentir la calma absoluta.

Quienes habitan en esta isla llevan mucho tiempo marcando un ritmo propio; un ritmo tranquilo reflejo del entorno que les rodea. Es este estilo de vida el que ofrecen a sus visitantes.

Menorca Slow como producto turístico

Tan representativo es el concepto Slow en Menorca que el Consell lo convirtió en una de las submarcas para la promoción turística de la isla.

La marca ‘Menorca slow’ tiene por objetivo promocionar el destino como un destino tranquilo e idóneo para desconectar y estar en contacto con el medio.

‘Menorca Slow’ habla de hoteles, de cultura, de naturaleza, de gastronomía y de tratamientos de salud.

Todo está pensado para disfrutar de su paz natural:

  • Alojamientos (agroturismos, hoteles rurales y hoteles de interior) en entornos idílicos, tranquilos y naturales.
  • Gastronomía típica elaborada con paciencia e ingredientes de Km 0.
  • Impresionantes paisajes ideales para pasear, hacer deportes al aire libre, meditar o practicar yoga e, incluso, disfrutar de la fotografía o la pintura al natural (gracias a la excelente luz de la isla).
  • El mimo al cuerpo con spas y establecimientos especializados en la relajación y los tratamientos corporales.

Si estás buscando una forma distinta de pasar tus vacaciones, descubre la Menorca Slow.

Menorca es el slow perfecto para garantizar calma y relajación. El reflejo de que la forma de viajar y la interacción con el entorno importan y marcan la diferencia.

Contacta con nuestra empresa de alquiler de coches en Menorca si te animas a vivir esta experiencia y recorre (con calma) esta increíble isla.

En conclusión, Menorca es un destino que lo tiene todo. Si el objetivo es llevar a cabo una escapada relajante, esta es una opción ideal. Uno de los planes más increíbles es recorrerla contratando una empresa de alquiler de coches como Menorcarent.¡Hazlo!