Menorca un paraíso para perderse

17/07/2014 Por Menorcarent

Menorca un paraíso muy recomendable, un lugar para descansar….
Lo primero es el alquiler de un coche en Menorca, sin duda para conocer Menorca necesitas vehículo, la isla es pequeña pero para poder disfrutar de esos momentos mágicos, de esas magnificas calas sin necesidad de mirar el reloj necesitas coche. En mi caso tome un Panda, no sé por qué, pero me da la sensación de hacer juego con todo lo simple, con lo natural y como no, con las dimensiones de Menorca… Pese a que teníamos el hotel reservado, nos hemos permitido que sea la energía mediterránea que nos hiciera de guía, que fuera el viento que nos llevara donde le pareciera mejor, incluso el mismo panda, que seguro ha recorrido miles de veces los mágicos lugares de Menorca.

GALDANA

 

No me atrevo a indicar ningún lugar en especial porque creo seria estropear el encanto que tiene el permitirse fluir. Tampoco es mi intención de hablar de restaurantes, de visitas a los pueblos prehistóricos, o de las distintas opciones que ofrece la Isla. Menorca te habla a cada momento, habla de magia, te habla de colores, te emociona, te impulsa y a la vez te relaja .Nos llevamos esos momentos, esos largos atardeceres en esas magnificas calas por cierto vírgenes en su mayoría, esos paseos por los puertos , esos rincones escondidos donde puedes abrazarte a la naturaleza, esa sensación de estar viviendo nuevas experiencias vividas desde lo mas básico, desde lo mas simple… .
Nuestro propósito era perdernos en el tiempo, salir por unos días del ritmo frenético en la cual casi todos nos vemos atados. El ritmo lento de la Isla, y sus gentes te permite disfrutar de nuevas sensaciones, de respirar el mar, o simplemente dejarse invadir por los colores de la naturaleza. Esa es una aventura para quien ama la paz, la armonía y lo bello.
Cuando preparas las maletas para regresar te das cuenta, que tienes que volver, que queda mucho por ver, o simplemente sientes que has encontrado un oasis donde poder venir cada vez que necesites un poco de paz. Cuatro días son pocos, pero sostener esos recuerdos es un buen bálsamo para quienes nos toca vivir en la ciudad.

It\'s only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Print this page
Print