Camí de Cavalls Menorca en invierno

Puede que en invierno no apetezca tanto visitar las playas de la isla de Menorca (aunque la mayoría de los días las temperaturas lo permitan), pero lo que sí apetece en esta época del año son las excursiones, con las que podremos disfrutar de la naturaleza y conocer rincones preciosos de la isla. El Camí de Cavalls (Camino de Caballos) es, sin duda, una excusa perfecta para visitar Menorca en esta época del año y disfrutar de la naturaleza y de una opción alternativa al turismo de sol y playa.

Camí de Cavalls 185 km de historia

Con sus 185 km de largo y 20 etapas distintas, el Camí de Cavalls también conocido como GR-223, bordea prácticamente toda la costa menorquina. Está considerado patrimonio histórico de la isla y declarado bien de interés cultural – ¡ahí es nada! Con estos títulos, puedes imaginar que no estamos hablando de un camino cualquiera. Sigue leyendo para conocer un poco más sobre la historia de este camino y conocer algunas sus mejores etapas.

Su origen se remonta al siglo XIV, cuando el rey Jaume II mandó utilizar el camino para proteger la costa y, para ello, pidió que siempre hubiera caballos armados para defenderlo. También se documenta que durante la invasión británica los soldados británicos vigilaban la costa a caballo. Varios siglos más tarde, en el año 2000 se promulgó una ley por la cual se trazó un paso público para permitir su uso libre y gratuito – y este es el Camí de Cavalls que se conoce hoy en día.

Si te encuentras visitando la isla y dispones de suficiente tiempo, recorrerlo por completo puede ser un gran plan para dar la vuelta a la isla y no perderte nada – si no dispones de vehículo propio puedes alquilar un coche por unos días y hacer el recorrido. Si dispones de menos tiempo no te preocupes, puedes optar por recorrer algunos de sus tramos y elegir qué etapas prefieres hacer. 

Etapa 2 – Es Grau – Cabo de Favàritx

Distancia: 8,6 km (3 horas a pie aproximadamente)

Comienza desde el parque natural de s’Albufera des Grau, pasando por un pinar que desemboca en la playa de Es Grau. Atraversarás la cala Tamarells primero y la cala de Sa Torreta después (donde uno puede terminar el recorrido). El camino continúa por el arenal de Morella y cala Prescili, dos calas vírgenes protegidas por el cabo de Favàritx presidido por un faro – donde finaliza esta etapa.

Etapa 10 – Punta Nati – Pont de’n Gil

Distancia: 5 km (1 hora y media a pie aproximadamente)

Un sendero que va bordeando el acantilado marino hasta llegar al Pont de’n Gil. El camino atraviesa la urbanización de Calespiques y llega a cala en Blanes, una parada ideal para un picnic o un pequeño descanso. El recorrido continúa acercándonos a Ciutadella, pasando por el faro de Sa Farola y concluyendo en el puerto viejo de la ciudad. 

Etapa 19 – Punta Prima – Cala Sant Esteve 

Distancia: 2,7 km (1 hora a pie aproximadamente)

Esta etapa comienza en el extremo norte de la isla, en la urbanización de Punta Prima. Pasarás por unas antiguas salinas en desuso y el camino te lleva hasta la torre de defensa de Alcafar. Atraviesa varias urbanizaciones hasta llegar al barranco de Rafalet, una zona de pastos y finalmente desemboca en Cala Sant Esteve.

Durante el trayecto encotraras los 7 faros de la isla, una de las características más representativas de Menorca. 4 de ellos están situados en el norte, 3 en el sur.

Los faros fueron la solución a una época en la que las costas de Menorca registraron un gran número de terribles naufragios, cobrándose la vida de cientos de civiles y marineros.

Estos son los famosos 7 faros de Menorca:

Faro de Punta Nati, en Ciutadella (42 metros sobre el nivel del mar): Fue construido en 1912 para evitar los constantes naufragios que se producían en la costa norte de Ciudadela. Es perfecto para disfrutar de puesta de sol o ver las estrellas.

Aparcar el coche es fácil, aunque hay que tener en cuenta que cuanto más te acercas al faro más se estrecha a carretera.

Faro de Cavalleria, en Es Mercadal (94 metros sobre el nivel del mar, el más alto de la isla): Se puede llegar en coche a través de una carretera estrecha y es posible aparcar el coche a unos pocos metros. Cuenta con espectaculares vistas y una perfecta visión de la puesta de sol.

Este faro también ha sido testigo de multitud de naufragios a lo largo de la historia.

Faro de Favàritx, en Maó (47 metros sobre el nivel del mar): El paisaje geológico que lo rodea ha sido definido como un paisaje lunar. Es un entorno ideal para los amantes de la naturaleza y la fotografía.

Faro Punta San Carlos, en Es Castell (22 metros sobre el nivel del mar): Fue el primer faro construido en la isla. No ha mantenido su estructura original, pero sí ha mantenido la primera luz instalada en la isla para proteger a los navegantes en costas menorquinas.

Faro Illa de l’Aire, en Sant Lluís (53 metros sobre el nivel del mar): Inaugurado en 1860, es probablemente el faro de más difícil acceso de todos los de Menorca ya que sólo se puede llegar por mar. Aquí tendraś que dejar tu coche de alquiler en puerto y optar por una excursión en barco.

Faro de Cap d’Artrutx, en Ciudadela (45 metros sobre el nivel del mar): Lo más destacado de este lugar es su valor histórico y cultural, pues el paisaje de alrededor no es tan llamativo como el del resto de faros.

Faro de Sa Farola, en Ciudadela (21 metros sobre el nivel del mar): Varios datos hacen de este faro un lugar peculiar. En primer lugar, es el faro más urbano. Además, fue el primero en todas las Islas Baleares en inaugurar el sistema de alumbrado eléctrico. Puedes aprovechar para caminar por el paseo marítimo.

A pie, en bici – a tu aire

El camino se puede recorrer de forma íntegra a pie, aunque hay algunos tramos que se pueden realizar en bici si eres un apasionado de las dos ruedas. Una opción recomendable si no se dispone de mucho tiempo sería realizar parte del Camí de Cavalls a pie, y otra parte en coche.  Muchos clientes nos piden un coche de apoyo para realizar la ruta. Si necesitas alquilar un coche para realizar el recorrido, recuerda que en MenorcaRent disponemos de una flota de coches todo el año a tu disposición. Te recomendamos que reserves tu coche de alquiler con antelación para asegurarte la mejor planificación de tu viaje a la isla y el mejor precio.

Y tú, ¿te atreves a recorrer el Camí de Cavalls?